El doble sentido en las relaciones (I)

¿Por qué el sexo desaparece en parejas que aún se quieren? ¿Por qué una buena relación no garantiza buen sexo? Y ¿por qué dejamos de desear lo que tenemos y deseamos lo prohibido?

Así inicia esta charla de 19 minutos llamada “The secret to desire in a long-term relationship”  Esther Parel en TED TV.

Según dice, el ser humano vive una contradicción desde que es un niño entre lo que ama y lo que desea. El amor supone seguridad, equilibrio, confianza, reciprocidad, hogar como dice ella; mientras que el deseo implica aventura, sorpresa, riesgo, incertidumbre, avanzar sin carga.

Cada uno de nosotros hemos aprendido un patrón distinto sobre el amor. Puede que de pequeño estuvieras muy apegado a tu madre/padre y lo que vivieras, en cambio, fuera su ausencia; o que te gustara más estar a tu aire pero tu padre o madre te sobreprotegían y te “pedían” afecto; o puede que vivieras una ambivalencia en el afecto en el que a veces, y sin saber por qué, te sentías querido pero otras te ignoraban y/o peor aún te maltrataban…

En cualquiera de los casos, el niño para su desarrollo afectivo y práctico en la vida necesita sentir tanto que tiene un hogar, como que puede alejarse y explorar el mundo aprendiendo así a enfrentarse a las dificultades por sí mismo.

El hecho de que no hayamos aprendido a balancear el amor y el deseo (la seguridad y la libertad / la confianza y la incertidumbre) nos lleva a vivir conflictos en distintas áreas de nuestra vida que son más evidentes en las relaciones personales.

Hoy en día, la pareja de larga duración está en crisis y aunque cada caso es un mundo, lo cierto, como dice Esther Parel es que vivimos una dicotomía entre lo que queremos y lo que deseamos.

Reflexionando sobre todo esto me ha venido a la mente el libro 50 sombras de Grey. Opiniones aparte, esta novela evidencia, por su número de ventas, que necesitamos el erotismo, lo nuevo y la aventura en nuestra vida y, por otro lado, que nos hagan sentir seguros a través del compromiso. También transmite una idea, descabellada y peligrosa para las -y no tan- adolescentes, que el mundo de las princesas y príncipes existe y nos pueden entregar amor y pasión con la misma intensidad hasta que la muerte nos separe.

Amor y deseo

Sabemos que una relación en el mundo real, al igual que en cualquier trabajo, requiere voluntad, constancia, motivación y mimo.

La pregunta que nos debemos hacer es si esto merece la pena.

Si es así, y queremos apostar por la persona que nos cambió el mundo cuando la conocimos, busca la respuesta a la pregunta que ha hecho a Esther Parel recorrer el mundo ¿Cuándo encuentras a tu pareja más atractiva?.

Las respuestas que ella encontró las puedes ver en su vídeo que es como un buen libro de cabecera. Disfrútalo!

 

Anuncios