La importancia de conocerse

Para Carl Jung  el mayor mal del mundo se encontraba dentro del ser humano, en su mente. Decía que cualquier líder político podía levantarse un día con la idea de que la nación estaba siendo atacada por un “enemigo” y convencer a todo el mundo de iniciar una guerra…

Según este psicólogo suizo, lo que amenaza a las personas es el desconocimiento que tienen de sí mismas. Cuánto mayor es la brecha entre el consciente y el inconsciente, mayor será el  auto engaño y la probabilidad de futuros problemas.

Para explicar los niveles de conciencia Jung acude al arquetipo de la Sombra, entre otros. La sombra es todo lo que hemos arrojado al inconsciente por temor a ser rechazados por las personas que nos cuidaron.

Por ejemplo, imaginemos un niño que se ha educado en un entorno donde lo que se valora es el trabajo duro, y no la propia satisfacción. Este niño, que es muy social y creativo, aprenderá a ocultar sus habilidades y debilidades para ganar el amor y respeto de su familia y a rechazar a los que muestren comportamientos diferentes de los que son aceptados en su contexto.

Cuando sea mayor y se encuentre con personas creativas,  que busquen conciliación familiar, etc. sentirá una profunda aversión, posicionándose en el lugar de alguien que se esfuerza duramente en los negocios y se tiene que sacrificar en su vida personal. Lo más seguro es que se enamore, sin embargo, de alguien que le deslumbre con habilidades que cree no tener y que anhela para sí como, por ejemplo, la sociabilidad.

Podemos ver aquí el juego continuo entre el consciente e inconsciente que nos muestra tanto la máscara como nuestra identidad.

Luces y sombras

El desarrollo de la persona para ser feliz pasará en algún momento por la confrontación consigo mismo. En la mayoría de las ocasiones no será algo que busque, sino que se encontrará por las malas ante situaciones críticas como un despido, una enfermedad grave, un divorcio o separación, la muerte de un familiar, etc.

Cuesta entender cómo ser fiel a otros para ser querido se puede volver en contra mostrando el teatro de nuestra vida, pero pensemos que le suceden a las cosas cuando les damos un mal uso o no respetamos su naturaleza.

La falta de coherencia, entre lo que somos y hemos tenido que ser, se manifestará en forma de crisis, como he mencionado antes, y lo que queda es la pregunta de si merece la pena ir contra uno mismo.

Lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma

                                                                                   Carl Gustav Jung

Si quieres aprender un poco sobre tu Sombra puedes pinchar en los siguientes enlaces:

Desarrollo de la Sombra

Estrategias para reconocer la sombra

Anuncios

Estrategias para reconocer la sombra

Hay 3 estrategias para reconocer la sombra.

1) PREGUNTAS

¿CuáPreguntales son los aspectos más halagadores de tu ego social, aquellos que te gustaría que los demás reconociesen?

¿Cuáles son las cualidades que rechazas para que te reconozcan? Por ejemplo, si has querido ser una persona dulce, generosa y sonriente  es muy probable que hayas tenido que disimular tu agresividad, egocentrismo y accesos de mal humor.

¿Qué tema (s) de discusión tiendes a evitar en tus conversaciones? Los temas que se eluden revelan el miedo a revelar un aspecto              vergonzoso de si mismo.

  ¿En qué situaciones sientes que te pones nervioso, hipersensible y a la defensiva? ¿Qué tipo de observaciones te sobresaltan?

  ¿En qué situaciones te sientes inferior o que te falta confianza sobre ti mismo?

¿En qué situaciones experimentas vergüenza? ¿En qué terreno te causa pánico la idea de mostrar una debilidad?

¿Qué clases de críticas te ponen nervioso o incluso te irritan?

¿Tienes dificultades para aceptar un cumplido? ¿Cuál es el motivo para defenderte?

¿Te sientes insatisfecho de ti mismo? ¿En qué aspecto/s?

¿Por qué cualidad se distinguía tu familia en tu medio?

 2) SUEÑOS

La sombra habita en los sueños. En general tiene la forma de un personaje del mismo sexo que el soñador con aspecto siniestro, amenazante, repugnante u hostil.

A veces, la sombra adopta la forma de un animal feroz: serpiente, perro rabioso, león salvaje, etc.

Los sueños en los que la sombra pasa al ataque advierten al que sueña de la urgencia de tener en cuenta su lado oscuro, de hacerlo emerger a la conciencia para, finalmente acogerlo como una parte integrante de él mismo.

3) PROYECCIONES EN OTROS

La proyección es casi siempre inconsciente y de lo único que es consciente la persona es que está bajo la influencia de un sentimiento  de atracción o rechazo hacia una serie de cualidades que percibe fuera de lo que realmente están dentro a nivel inconsciente.

Por ejemplo, se puede sentir ira ante personas que son lentas en vez de ser consciente de la propia lentitud, ya sea física o mental.

Se tiene que distinguir una observación objetiva con la proyección de la sombra. Cuando uno puede hacer una observación sin enjuiciar ni sentirse afectado no está proyectando. Pero cuando uno se pone nervioso, se altera o algo lo trastorna estamos ante una proyección.