Elegir significa renunciar a algo

Hay veces en la vida en la que decidimos qué queremos hacer con ella y otros momentos en los que, sin embargo, la decisión es renunciar a algo. En cualquiera de los casos, renunciar o elegir, estamos determinando nuestros siguientes pasos y lo más seguro es que acabemos siendo nuestras decisiones.

Algo que compartimos todas las personas es que tomamos decisiones continuamente, de las que pocas veces somos conscientes. Decidimos qué ropa ponernos, la importancia o no que le daremos a nuestra imagen personal, el estado de ánimo durante el día, poner límites o no atrevernos,  atender a tareas pendientes o dejar que sigan pendientes, comer sano o saltarnos la dieta, etc.

La suma de nuestras elecciones, o renuncias, van conformando nuestro físico, estado de ánimo y pensamientos. En la mayoría de los casos, el éxito personal o fracaso no se debe a nuestra personalidad ni al entorno, a tener más o menos tiempo, al jefe de turno o a la madre que se tenga… Sino a la “reincidencia” en las mismas decisiones cada día.

Ser tú te ha costado horas y horas de repetición continua. Por poner un ejemplo, lo que un deportista de alto rendimiento es a su disciplina, como Rafa Nadal, somos el resto en hacernos especialistas de nosotros mismos.

Si estamos metidos en la rueda diaria, seguramente será solo en Enero y/o en Septiembre cuando hagamos balance de lo que nos gusta y disgusta de nuestra vida. En estos dos momentos del año la ruptura con la rutina, tras un período lejos del trabajo y más familiar,  nos sentimos más motivados para replantearnos el trabajo, hábitos saludables, aficiones, etc.

Pero una vez fuera de la burbuja entusiasta, de vuelta en la rutina, los buenos propósitos se irán de nuevo difuminando hasta que tengamos la suerte de dar con una crisis que será la manera de “despertarnos”, al menos temporalmente.

En estos momentos, que pueden ser dolorosos o incómodos porque suponen un cambio, tendremos que tomar decisiones de forma consciente, algo que no nos resultará nada fácil porque decidir significa renunciar a algo. Decidir, por ejemplo, trabajar por cuenta ajena o emprender, intentar sanar una relación o renunciar a ella, continuar en el mismo país o irse al extranjero, apostar por un camino desconocido o seguir por el conocido…

Los Oes que nos plantee la vida serán las pruebas que utilice  para definirnos como personas. Como dice Viktor Frankl en su libro El hombre en busca de sentido “Lo que de verdad necesitamos es un cambio radical en nuestra actitud hacia la vida. Tenemos que aprender por nosotros mismos y ver que en realidad no importa que no esperemos nada de la vida, sino si la vida espera algo de nosotros. En última instancia, vivir significa asumir la responsabilidad de encontrar la respuesta correcta a los problemas que ello plantea y cumplir las tareas que la vida asigna continuamente a cada individuo”

Elegir

Anuncios

Desarrollo de la Sombra


La sombra se desarrolla por las PROHIBICIONES a una serie de cosas durante la infancia, como:

Prohibiciones de llegar a ser uno mismo:

Prohibido crecer o cambiar, pensar en uno mismo, atraer la atención sobre sí, ser una mujer o un hombre, estar sano o enfermo, tener tiempo libre, tener originalidades, sentirse amado por sí mismo o estar orgulloso de uno, retirarse aparte para estar solo, etc.

Prohibiciones relativas a las emociones:

Prohibido expresar emociones como el miedo, los celos, la cólera, la ternura, la tristeza, etc. Prohibido incluso pensar en vivir algunas emociones; prohibido ser sensual o querer el placer sexual, sentirse pequeño y vulnerable, etc.

Prohibiciones relativas a los aprendizajes:

Prohibido experimentar, aprender, no saber o sentirse ignorante; prohibido distinguirse de los otros por talentos como el dibujo, la danza, la facilidad de palabra; prohibido ser competente, sentirse incompetente, cometer errores, ser inteligente o  intelectual, triunfar, tener fe, expresar esta fe en público, etc.

Prohibiciones relativas a la intimidad

Prohibido hacer amigos, tener una vida íntima, manifestar el afecto con palabras o gestos, amar a tal o cual raza extranjera, confiar, etc.

Prohibiciones relativas a la autoafirmación

Prohibido pedir o rechazar, expresar la propia opinión, tener proyectos, ser conservador o vanguardista, servirse del propio juicio para discernir qué personas son beneficiosas y cuáles perjudiciales; prohibido estar orgulloso de uno mismo, creerse amable o capaz, etc.

 prohibido

El inicio de las cosas

Ahora sí se acabaron las vacaciones y no sé qué tiene Septiembre para que parezca que Agosto sólo tiene 1 día y se pueda olvidar igual de rápido que llegó.

Además, tengo la sensación de que Septiembre es el Ave Phoenix de Enero. Rescata de las cenizas los buenos propósitos de Enero para que vuelvan a tener sentido y uno piense que se pueden cambiar DEFINITIVAMENTE las cosas.

Es el mes de la voluntad y confianza, del esfuerzo y constancia, la motivación y el entusiasmo, es el mes en el que todo lo que no se ha hecho anteriormente se puede hacer en 30 días.

Septiembre es, sin  duda, el mes de la última oportunidad del año en el que todo se inicia de nuevo:

– Se inician las ganas de volver a trabajar en los proyectos que dejaste inacabados y de forma repentina

– Se inician las ganas de saber y hacer cursos, como los fantásticos cursos  MOOC de los que de diez acabaste uno

– Se inician las ganas de aprender inglés, de ser bilingüe..Como los veranos anteriores que te decías que la próxima vez sí que te entenderían sin tener que gesticular tanto

– Se inician las ganas de ser sano en su concepto más amplío…Esta vez no se trata de adelgazar, sino de Mens Sana in corpore sano. Alimentarse bien, correr más de 40 minutos al día, ser más flexible…

– Se inician las ganas de ser constante. Sabes que las cosas se pueden conseguir manteniendo rutinas, ejercitando la voluntad, organizándose mejor…Esta vez nada te va a despistar de tus objetivos como te pasó en marzo

– Se inician las ganas de escribir un blog. Tienes varios abiertos y ninguno acabas por mantenerlo. Una entrada a la semana puede ser fácil…

Me encanta septiembre y sus oportunidades. Me siento muy animada con mis objetivos y con este Blog…

Quién me dice que esta vez no sea la definitiva?

Inicio