El principio y el fin de las cosas

Ayer exhalabas tu última respiración con tu familia unida alrededor tuyo. Hasta el último momento nos has guiado a través de un plan maestro, desconocido para nosotros, que hemos ejecutado a la perfección como si cada uno conociera su papel en la historia.

Ayer se acababa un ciclo en mi vida con tu despedida y hoy se inicia otro con la celebración del primer año de Noa. Te prometía, cogiéndote la mano, que hoy me despediría de ti y a la vez encontraría la forma de estar celebrando la vida. Sigue leyendo

Anuncios